Ministra de Medio Ambiente destaca proactividad del sector energético para mitigar cambio climático

  • By alfonso.marquez
  • Published hace 13 días

Vía Revista EI

“El sector de la energía fue pionero en entender que son parte de la solución y no del problema”, señaló la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt Zaldívar, en relación a los desafíos que presenta el cambio climático para la sociedad. Las declaraciones fueron realizadas durante un nuevo encuentro, parte de un ciclo, organizado por el capítulo chileno del Consejo Mundial de la Energía (WEC Chile) para sus miembros y entidades asociadas.

La ministra Schmidt destacó la proactividad que ha tenido la industria energética para prepararse ante la actual crisis medioambiental: “En lugar de encapsularse y sentirse atacados, vieron una oportunidad de adelantarse a los cambios. Hoy Chile está en una posición muy positiva para ser carbono neutral y pasar de ser uno pobre en energía, a uno tremendamente rico y que puede ayudar a descarbonizar gran parte del mundo”, expresó.

Respecto a los nuevos proyectos de generación, la ministra manifestó que no basta con producir energía limpia o que se genere empleo, también hay que anticiparse al impacto que puedan tener en las comunidades. “Se requiere tener una licencia social para operar, que va más allá de generar empleos y tener un buen desempeño económico. Esta licencia está relacionada con el impacto en las personas y el medio ambiente que toda actividad conlleva. No seremos capaces de avanzar hacia la carbono neutralidad si no tenemos en consideración cómo se afecta la vida en los territorios.

Según Schmidt, los beneficios económicos “se multiplican por cinco cuando consideramos los retornos sociales indirectos, como la disminución de la contaminación en el aire”.

“Con una inversión de entre US$40 mil y US$50 mil millones de dólares, solo los beneficios económicos directos superan los US$ 30 mil millones de dólares. Incluso un estudio del Banco Mundial hecho en el marco de la COP25, nos demuestra que Chile aumentará su PIB en 4,4% debido a la carbono neutralidad proyectada al 2050”, señaló.

Al término de la cita, la ministra hizo hincapié en la economía circular, llamando a los protagonistas del sector energético a considerar este enfoque, haciéndose cargo de manera anticipada de las externalidades, “como por ejemplo realizar un manejo adecuado de los paneles solares una vez que finalicen su vida útil”.

“También es imperativo considerar la adaptación al cambio climático, para lo cual necesitamos desarrollar métricas e indicadores para hacer seguimiento de las medidas basadas en resiliencia. Estamos trabajando en una política de Estado que considera a este sector que verá afectada la generación energética, la distribución y la demanda. Para ellos necesitamos contar con información adecuada para la toma de decisiones”, concluyó.